boton2-01
boton2-03
boton-05
boton-42
boton2-07
boton2-11

gris-14

Colitis ulcerosa

La CU es una enfermedad crónica que afecta solamente al intestino grueso (colon), desde su porción más inferior (recto). Las características son inflamación y ulceración limitada al tejido más interno (mucosa) que recubre el colon, a veces con formación de lo que se denominan “pseudopólipos”. Éstos son el resultado de la cicatrización de úlceras del colon, que dan una imagen como de calle empedrada.

La extensión del segmento lesionado puede estar limitada al recto (proctitis), extenderse a la porción izquierda del colon (colitis distal) o la inflamación afectar a lo largo de todo el colon (pancolitis).

En el 30% de los pacientes con proctitis, la enfermedad no progresa permaneciendo allí indefinidamente.

En la CU las áreas del intestino afectadas son continuas, a diferencia de la EC donde existen áreas lesionadas intercaladas entre sanas.

A quienes afecta?

En la CU tanto hombres como mujeres pueden ser afectados por igual. Aunque se observa un mayor porcentaje de casos en mujeres. Puede presentarse a cualquier edad, inclusive en niños pequeños, pero se da con mayor frecuencia en adultos jóvenes. La mayoría de casos se diagnostica antes de los 30 años. Entre el 20% y el 25% de los pacientes puede tener un pariente cercano que sufre EII.

Los síntomas en la CU

Dependiendo del grado de extensión y severidad de las áreas afectadas los síntomas serán de mayor o menor intensidad. En general, el curso de la CU es intermitente, con períodos en los que la enfermedad no produce síntomas alternados con otros de actividad.

Los síntomas comúnmente incluyen:

  • Aflojamiento progresivo de las heces, generalmente con sangre y en ocasiones con moco. El paciente puede requerir de urgentes visitas al baño.
  • Diarrea. Puede comenzar lenta o repentinamente.
  • Malestar general, debilidad y cansancio. La anemia es más frecuente en estos pacientes y puede ser la causa de cansancio.
  • Dolor abdominal: puede ser continuo (produciendo sensación de malestar e inclusive en ocasiones, interrumpir el sueño) o por retortijones (muchas veces mejoran al ir de cuerpo o al vomitar).
  • Fiebre. Puede aparecer en picos o mantenida. No existe un patrón especial.
  • Nauseas y vómitos. No son tan frecuentes como en la EC.
  • Retraso en el crecimiento: en niños y adolescentes puede presentarse un retraso en la talla.

Dependiendo qué parte del intestino esté afectado por la enfermedad, los síntomas pueden variar.

Las localizaciones posibles en la CU:

  • Proctitis: La inflamación sólo afecta la parte del intestino más cercana al ano. Es la forma más benigna. Apenas el 15% de los pacientes sufre una extensión de su enfermedad hacia el colon sigmoide (ver abajo). Incluso un 20% pueden permanecer en remisión aún sin medicación.
  • Proctosigmoiditis: Inflamación del recto y ano. A raíz de la inflamación el paciente tiene diarrea, con sangre y moco, y lo que se denomina “pujos” y “tenesmo”. El paciente tiene una falsa sensación de materia fecal por evacuar. Persiste una continua y repetitiva sensación de tener que ir al baño pero no sale nada.
  • Colitis distal o izquierda: La inflamación es continua desde el recto y se extiende hasta el ángulo izquierdo del colon, debajo de las costillas, donde se encuentra el órgano llamado bazo. En estos casos se agrega a la diarrea y sangre en materia fecal, dolor abdominal, pérdida de apetito y peso.
  • Pancolitis: Todo el colon está afectado. Los síntomas son más severos y difíciles de controlar. Existe dolor abdominal, diarrea, sangrado rectal importante, riesgo de dilatación colónica y perforación.

Manifestaciones extraintestinales.

Como lo indica su nombre, estos son síntomas asociados a la CU que se presentan fuera del intestino. Se observan en el 25% a 35% de los pacientes.

Las manifestaciones extraintestinales pueden ocurrir antes, durante o después del comienzo de los síntomas intestinales.

La actividad extraintestinal puede o no correlacionarse con la actividad de la inflamación intestinal. Es decir, el paciente puede estar bien de su problema intestinal y desarrollar una manifestación extraintestinal o viceversa.

Las manifestaciones extraintestinales de la CU más comunes son:

  • Compromiso de las Articulaciones. Artritis: Esta es la manifestación extraintestinal más frecuente en la EII afectando hasta un 25% de los pacientes en algún momento de la enfermedad. Si bien es más común en pacientes de edad más avanzada. A veces puede ser la única manifestación de EII por meses o años. O presentarse años después que un paciente comenzó a sufrir EII.

Hay 3 tipos de artritis:

Periférica. Afecta sobre todo a grandes articulaciones (piernas y brazos)

En codos, muñecas, rodillas y tobillos. El problema puede permanecer en una sola articulación o progresar de una a otra (artritis migratoria). El dolor puede desaparecer espontáneamente, aún sin tratamiento, en días o semanas. En un bajo porcentaje de pacientes, tiende a cronificarse. Este tipo de problema suele ocurrir en pacientes con afección del colon. Suele estar aparejado el control del compromiso articular con el de la inflamación intestinal. A diferencia de otros tipos de artritis, la articulación no queda dañada en forma permanente.

Axial o también llamada Espondilitis

La artritis afecta las articulaciones intervertebrales (columna). Produce dolor de contractura en la parte baja de la columna vertebral (“dolor de espalda”). En la gente joven, este problema puede preceder por meses o aún años los síntomas intestinales. Lamentablemente, este tipo de afectación puede crear daño permanente con rigidez de columna, fusión de los huesos de la columna, etc.

Espondilitis anquilosarte

Esta es una complicación poco frecuente y afecta sólo del 2% al 3% de pacientes. Es más común en pacientes con EC que en aquellos con CU. Afecta las articulaciones de la columna y las sacroiliacas (sacro e íleo – en la parte  más baja de la columna vertebral). Además, puede sumarse inflamación de los ojos, pulmones, y válvulas cardíacas. Muchas de las personas con este problema tienen marcadores genéticos comunes.  Generalmente, afecta a personas menores de 30 años. El curso es independiente de la enfermedad intestinal. A largo plazo, el riesgo es la rigidez de las articulaciones con limitación de flexión y extensión del tronco.

•    Hígado y vías biliares: Un porcentaje de pacientes pueden tener enzimas del hígado elevadas. La colangitis esclerosante primaria se asocia más frecuentemente a la CU (después de 20 años o más de enfermedad) pero también puede verse en pacientes con EC del colon.

•    Colangitis esclerosante primaria: Colangiolos son los conductos que transportan la bilis desde el hígado hacia un conducto colector común que eventualmente saca la bilis del hígado hacia la vesícula biliar y al intestino. Esclerosante significa “endurecimiento”. En esta situación, se produce el engrosamiento de la pared de los conductos responsables de drenar la bilis del hígado, cuyo calibre queda disminuido y, por lo tanto, la bilis tiene dificultad en ser eliminada. Puede afectar los conductos más pequeños como los más grandes. De ese modo, la bilis comienza a acumularse en el hígado, dañando las células que hay en él. Este, es un problema de difícil tratamiento y su evolución no está necesariamente ligada a la evolución de la enfermedad del colon. Es decir, puede darse el caso de un paciente que desde el punto de vista de su CU esté estable y su enfermedad del hígado progrese, o viceversa. El diagnóstico se sospecha con pruebas de sangre (elevación de la enzima llamada gama glutamil transpeptidasa), resonancia magnética, estudios endoscópicos con inyección de contraste en los conductos biliares y/o biopsia del hígado. Puede ocurrir hasta en un 5% de los pacientes con CU.

•    Coagulación: Los pacientes con CU pueden tener un estado de hipercoagulabilidad, es decir coagulación excesiva. Esto, a veces, no produce síntomas por un largo tiempo. Pero cuando ocurre, puede provocar obstrucción del flujo de sangre a partes del intestino y traer serias complicaciones.

La Enfermedad de Crohn, Colitis Ulcerosa y Colitis Indeterminada son llamadas en su conjunto Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII)

— o —

22

Doná, unite a la causa

Como organización sin fines de lucro, trabajamos gracias al apoyo de aquellos sectores públicos y privados, organizaciones nacionales e internacionales, autoridades e individuos que comparten y fortalecen nuestra misión institucional.

icon

Novedades

Encontrá la última información sobre EII.
Todas las noticias y artículos que te ayudaran a mantenerte al día.